Es natural sentir que las fiestas navideñas deben de ser tiempos felices, con muchos años de tradiciones familiares que siguen presentes hasta hoy. Después de todo, decimos que “celebramos” las fiestas, ¿qué no significa esto felicidad? Sin embargo, la realidad es que muchas personas pueden sentirse aisladas y solitas durante esta temporada de dar y recibir, entre ellas están las personas mayores.

Los adultos mayores pueden tener momentos difíciles, particularmente durante la temporada navideña. Hay pérdidas inevitables que alcanzan incluso a los individuos más saludables a pesar de que el envejecimiento y la madurez pueden significar la sabiduría de los años para muchas personas. Muchas de estas pérdidas son de naturaleza emocional y social: las parejas y los amigos se enferman o fallecen, los vecindarios cambian, los vecinos ya no son los mismos… En esta época del año es cuando las personas mayores pueden percibir más fácilmente su falta de amistades o de visitas, evocando entonces sentimientos de aislamiento o depresión.

A pesar de lo anterior, como familiares podemos hacer mucho por aliviar estas emociones en nuestros seres queridos. Al simplificar esta época navideña y concentrarnos en lo que realmente importa – el cariño a las personas – podemos ofrecer a nuestros seres queridos ayuda en estos tiempos de cambio y reconciliación familiar.

acompañamiento_tercera_edad_emma_blog

A continuación les damos algunas ideas para mejorar la Navidad de nuestros mayores:

  • Los mayores pueden estar pasando internamente por muchas emociones ante recuerdos de Navidades anteriores con otros amigos o familiares. Es importante fomentar un espacio a la conversación con el fin de ayudarlos a manejar sus duelos y pérdidas… ¡Dejémoslos hablar! Nuestra empatía es vital en esta fase.
  • Es importante recordarle al resto de nuestra familia que la inclusión de nuestros adultos mayores es parte fundamental de estas celebraciones navideñas. Pensémoslo como una vinculación entre generaciones pues estos momentos son ideales para fomentar la convivencia de los adultos mayores con los niños… Una buena idea sería organizar una pastorela familiar, de esta manera unimos varias generaciones y pasamos momentos de alegría y diversión juntos.
  • Decorar con ellos su casa o habitación en etapas, utilizando adornos especiales para la familia. Preguntarles la historia detrás de cada uno de los adornos que usemos… Al hacer este proceso en intervalos, les daremos algo que esperar con ilusión.
  • Traerles dulces tradicionales y postres navideños para que compartan con sus amistades y así tengan un pretexto para reunirse con ellos.
  • Ayudarles a escoger sus regalos y detalles para amigos o familiares. ¡Es una buena oportunidad para llevarlos de compras o envolver sus regalos con ellos!
  • Pasar tiempo con nuestros seres queridos. ¡Esto es lo más importante que podemos hacer! Desde disfrutar fotos viejas o videos con ellos, hasta escuchar música o cocinar la cena juntos.

En estas fechas tenemos muchos compromisos sociales con nuestra pareja, amigos o compañeros del trabajo, ¡nuestro tiempo es aún más preciado para nosotros! A pesar de lo anterior, tiempo de calidad es el regalo más valioso que le podemos dar a nuestros queridos mayores durante estas fiestas. Recomendamos hacer un esfuerzo por estar con ellos e incluirlos activamente en nuestras celebraciones, pero sin ir más allá de nuestros límites – el que nos perciban relajados y contentos también es muy importante. ¡Hay que acordarnos que no podemos darle gusto a todo el mundo! Nuestros esfuerzos serán lo suficientemente buenos, y eso es lo que importa.

Un comentario en “¿Cómo mejorar la Navidad de nuestros seres queridos?

  1. Consideró que las recomendaciones que nos dan no son complicadas y sin embargo muy valiosas para hacerlos sentir importantes e involucrados. Muchas gracias !!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *