El envejecimiento exitoso se refiere al proceso que mejora las oportunidades de salud, participación y seguridad de las personas mayores con la finalidad de mejorar su calidad de vida a medida que envejecen. Este proceso se compone de cuatro esferas:

  1. Activación física
  2. Estimulación cognitiva
  3. Autosuficiencia
  4. Interacción social

A pesar de los cambios propios del envejecimiento, recordemos que el deterioro cognitivo no es característico de esta etapa. De tal manera que podemos preparar a nuestra mente a que esté protegida a sus cambios y a la enfermedad.

Entonces, ¿qué puedo yo hacer yo por mi mente?

Ernő Rubik (inventor del cubo rubik).

A continuación describimos las recomendaciones más comunes para procurar una sana funcionalidad mental:

1. La autopercepción 

¡Sí! Una de las partes más importantes de cómo envejecemos se refiere a cómo percibimos nuestro envejecimiento. El profesor en psicología de la Universidad de Trinity en Dublín Ian Robertson, realizó un estudio sobre la autopercepción del adulto mayor. En dicho estudio encontró que aquellos adultos mayores que contaban con una mala percepción de sí mismos presentaban alteraciones de la marcha, una disminución de agudeza mental así como un aislamiento más marcado que aquellos adultos mayores con una percepción más sana de sí mismos. De hecho, los resultados negativos se reflejaron dos años después de realizado el estudio.

  1. El ejercicio

Todos sabemos que el ejercicio físico es también muy sano para nuestra mente. Al hacer ejercicio no sólo liberamos hormonas que nos provocan estados de buen humor (endorfinas), sino también nos ayuda a combatir problemas coronarios, pérdida de masa ósea y enfermedades crónicas como la hipertensión arterial y la obesidad.

  1. La estimulación mental

No sólo se basa en actividades específicamente dirigidas a mejorar la memoria sino también a pequeñas actividades o hobbies que incluso ayudan a estimular la mente. Actividades diarias como leer, practicar idiomas hasta juegos que nos ayuden a aprender cosas nuevas, o simplemente idear una ruta nueva al trabajo o a casa, generan nuevas conexiones en el cerebro que lo fortalecen.

De hecho, la universidad de Queens en Ontario analizó estudios sobre la efectividad de la estimulación intelectual para reducir la incidencia de demencia y concluyó que la estimulación cognitiva activa (jugar juegos de mesa) o pasiva (escuchar música), puede disminuir el deterioro y mejorar la calidad de vida de los adultos mayores.

  1. La interacción social

Ser parte de una comunidad o continuar teniendo relaciones importantes con familiares y amigos ayudan a fortalecer la mente. Tan sólo 10-15 minutos al día de interacción social son suficientes para mejorar nuestra capacidad cognitiva. De la misma manera, se sabe que personas que continúan con una interacción social importante tienen menor riesgo de generar deterioro cognitivo.

Todos estas recomendaciones, agregando la capacidad para manejar estrés y una buena dieta, funcionan en conjunto para moldear el cerebro y hacerlo resistente a los cambios o la enfermedad. A esta capacidad de resistencia del cerebro se conoce como reserva cognitiva y tiene una estrecha relación con un buen envejecimiento cognitivo. Con esto en mente, debemos de tomar decisiones para preparar a nuestro cuerpo hacia un sano envejecimiento.

Lo curioso es que estas recomendaciones nos afectan de la misma manera, así que no importa que edad tengamos, podemos empezar ahora mismo a moldear a una mejor calidad de vida para nuestro futuro.

2 comentarios en “¿Cómo podemos preparar a nuestra mente para el envejecimiento?

  1. Estoy totalmente de acuerdo con esta publicación y con los avances de la tecnología se puede ubicar a la persona en lo que más disfrutó a lo largo de su vida y mostrarles que todavía tienen mucho que vivir.

    1. ¡Hola Luisa!

      Muchas gracias por comentar. Creemos firmemente que la tecnología es una de las herramientas que pueden ayudar a que el adulto mayor amplifique sus intereses. La tecnología abre a la posibilidad de crear comunidad, de moldear nuestro aprendizaje y de estimular nuestro intelecto. Esto les da la pauta a que descubran que aún a mayor edad existe mucho que se puede ganar.

      Saludos,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *